domingo, 21 de junio de 2009

LO ANALÓGICO ES MAGNÉTICO

Como otros Domingos, Sábados o días destinados originalmente al descanso, me he puesto a ordenar los armarios que tengo ( y que cíclicamente tengo que re-ordenar por lo desordenado que soy), y me he encontrado una vez más con unas cuantas (bastantes) cintas vhs, y también algunas cassettes de música. Mayormente de grabaciones caseras, pero no caseras de comuniones y paellas familiares, sino de grabaciones de la tv de hace unos años. Gracias a mi orden/desorden, más o menos sé lo que hay en cada cinta (ya que ahora mismo no tengo reproductor de VHS) por las etiquetas de cada cinta, con una clasificación bastante detallada de lo que hay dentro, como si fuese una EDL o los tags de un blog...

Me tengo que poner a pasar al ordenador bastante, cuando tenga tiempo (que algo o mucho tengo), ganas (eso ya algo menos) y ganas de gastarme unos euros en un VHS, pero la cosa promete bastante; más que nada por ver cosas míticas de los 90, que como el grabar una cinta era más laborioso y caro que bajarse algo, estaba todo como mejor pre-seleccionado a la hora de grabar.

Y por otro lado, aparte de la mitiquez de ver cosas de los 90 (aunque la idea no es nueva y hay muchísima gente que ha hecho lo mismo, no hay más que mirar el youtube como está (y que siga así por muchos años, pero con más calidad de imagen a ser posible)), me gusta el VHS por la textura que tiene... cuando uno empezaba a ver imágenes de DVD (o de vídeo de calidad en el pc) solía renegar de la calidad del VHS, pero ahora que todo es digital, ahora que está el Blu-Ray con su nitidez... ¿a que es curioso ver una grabación casera en VHS? Borrosa, con los colores algo apagados, la imagen temblando, el ruido de fondo... tiene algo de mítico. Al menos a mí me lo parece. De hecho, cuando he conseguido ver alguna película vieja que sólo tenía en VHS, o que la tenía en cd pasada desde VHS, al verla en calidad "digital"... parece que pierde algo. O será porque ya he conseguido encontrarla a máxima calidad y ya se ha acabado la búsqueda. Aunque bueno, eso de máxima calidad... que ahora hay que comprarse todo lo que ya tenemos en DVD en Blu-Ray para tenerlo todo con la mejor imagen. Hasta que salga el sustituto del Blu-Ray, claro.

Bueno pues lo dicho, guarden y cuiden bien sus VHS, que lo retro mola. Y lo analógico más.